Requisitos para ser bombero [2021]

Son muchas las personas que se dicen a sí mismas “quiero ser bombero”. Sin embargo, del sueño a la acción hay varios pasos y superar los requisitos para ser bombero requiere trabajo y constancia. Te queremos ayudar para que lo consigas y en unos años puedas decir que lo lograste. 

En el artículo de hoy te explicamos todo lo que necesitas saber para resultar exitoso de este reto, así que no pares de leer.

requisitos para ser bombero

Cómo preparo mis oposiciones a bombero

El primer paso a realizar antes de todo es decidir qué oposición quieres preparar. Lo cierto es que en España tienes dos opciones muy distintas. Por un lado, puedes intentar presentarte al mayor número de oposiciones posible o puedes especializarte en una sola. 



Naturalmente, si te especializas puedes conseguir un mayor nivel de preparación y adaptar tus métodos de estudio a las particularidades de la convocatoria, mientras que si apuestas por muchas opciones perderás la capacidad de personalización de convocatoria.

No hay una opción buena y otra mala, simplemente es una disyuntiva que debes valorar y aplicar a tu caso concreto. Podría parecer obvio que si te presentas a muchas oposiciones las oportunidades de superar alguna de ellas son superiores, al menos numéricamente. 

Sin embargo, no puedes contemplar que acabes yendo igual de preparado a una oposición que a tres

Uno de los motivos por los que esto ocurre, no es solo que deberás adaptar tu preparación a las características de cada convocatoria, sino también el tiempo que deberás destinar a los trámites previos a presentarse.

Desventajas de preparar varias oposiciones

En España te puedes presentar a las oposiciones de bombero en más de una comunidad autónoma y, en algunos casos, puedes opositar para distintas funciones de bombero.

Por un lado, puedes opositar para bombero conductor. Los bomberos conductores son aquellos que se encargan de conducir, hacer el mantenimiento y la manipulación de los vehículos de bombero. También puedes opositar para bombero de Aena. Y, por otro lado, puedes opositar para bombero especialista, siendo los especialistas para la extinción de incendios y la reducción de riesgos en una emergencia.

Ahora bien, apuntarte a una convocatoria, pagar las tasas, analizar los detalles de cada oposición, hacer un desplazamiento al puesto de examen, etcétera, también es una parte fundamental de tu preparación a las pruebas y un tiempo preciado cuando se estudia para unas oposiciones.

Incluso en algunas oposiciones se exige poseer el carnet C y C+E, que suponen una inversión inicial de aproximadamente 1000 euros por cada carnet, para cumplir los requisitos y poder presentarte al teórico.

Si incidimos en el tiempo, aunque apruebes a la primera, puedes invertir fácilmente medio año solo en la obtención de los requisitos previos. Súmale la preparación y el propio desarrollo de la oposición.

Seis meses durante los que vives con la preocupación de obtener los carnets, de estar obligado a realizar las prácticas en Alcalá de Henares o Móstoles, en el caso de la Comunidad de Madrid. Y créenos, aunque trates de centrarte en el estudio, es una preocupación más con la que se lidia entre todos los requisitos para ser bombero que existen. 

Infografía sobre los requisitos para ser bombero.

Estudiar para ser bombero

Una vez analizados todos los pros y contras de presentarte a una convocatoria o presentarte a varias, todo lo que te podemos decir es que debes estudiar, estudiar, y estudiar.

Estudiar mucho y, sobre todo, estudiar bien. No hay más claves que ésta. Sin controlar al dedillo el temario teórico, muy difícilmente obtendrás una plaza en el cuerpo de bomberos. En las oposiciones no se regala nada y se requiere del trabajo constante y profundo de los opositores.

Al contrario de los que muchos piensan, no se trata solamente de dedicar una ingente cantidad de horas diarias a estudiar el temario, sino preparar una agilidad y avidez para superar las pruebas exitosamente.

En los exámenes, con un tiempo limitado y un acceso restringido a información exterior te encontrarás totalmente solo y a presión. Aprender a gestionar el tiempo, tus emociones y tu intuición te será clave para resultar exitoso.

Por ello, es recomendable que te pongas a prueba en simulacros, para preparar los protocolos que mejor te convengan y replicarlos el día del examen. De esta forma te acostumbras a una situación de tensión en la que te mides con otros opositores que, como tú, están luchando por una plaza. 

Esto es igual de importante que las horas que dedicamos al estudio, pues hay muchos opositores que son muy buenos estudiando, pero que fallan a la hora de plasmar todo su conocimiento en un test.

La disciplina para preparar unas oposiciones

Los requisitos para ser bombero en España no son extremadamente complejos, pero necesitan que seas disciplinado. Si no eres capaz de estudiar disciplinadamente para unos exámenes y salir airoso del aprieto, ¿quién nos asegura a todos de que serás capaz de ser disciplinado y persistente en casos de emergencia?

Y, al final, ser disciplinado no quiere decir nada más que construir unos buenos hábitos de estudio. La disciplina nace de haberte preparado en el rigor y el esfuerzo. Para tener estos hábitos positivos en el estudio, tu reto es aprender a gestionar tus puntos fuertes y trabajar sobre tus puntos débiles.

Es evidente que ponerse delante de un libro durante tres horas diarias no es suficiente para aprender unos contenidos, lo que importa es aprovechar ese tiempo mediante las técnicas de estudio que te resulten beneficiosas.

Existen muchas técnicas de estudio diferentes. Para evaluar cuáles son las mejores para ti te recomendamos que eches un vistazo al curso de técnicas de estudio de Bombero Ninja, las pruebes, y entrenes a ensayo y error. No te cierres a una única técnica de estudio, ya que hay temas que se pueden estudiar con varias técnicas y al mismo tiempo hay fórmulas que resultan más útiles en un tema que en otro. 

Sin un trabajo premeditado, por muchas horas que deposites al estudio, éste no será ni eficaz ni eficiente. Lo cual no quiere decir que, con poco tiempo, pero con buenas técnicas de estudio, se solucione todo. Lo que sí es cierto es que te facilitará mucho tu proceso y te ayudará a obtener el conocimiento de una manera más rápida y con menor esfuerzo. 

Obtener el soporte adecuado

Sabemos que todo esto no es fácil y que cuando te preguntabas cómo ser bombero no te imaginabas que superar unas oposiciones pudiera resultar tan complejo. Pero que no te engañen, estudiar y ser disciplinado es la única clave en las oposiciones a bombero

Para ello lo mejor es que te rodees de gente que te apoye y anime en este reto. El soporte de tu familia o amigos será un gran motivante para que no te sea una pesadilla este proceso y que puedas sacarle cosas positivas.

Además, rodearte de gente con la que confías y explicarles tu reto te ayudará a generar un mayor compromiso con el estudio y te estimulará a no rendirte.

Otra de las recomendaciones que te quiero dar es que busques la ayuda de expertos y de personas que hayan superado las oposiciones con anterioridad. 

Aunque no conozcan con detalle la convocatoria de oposiciones a la que te presentas, su experiencia te puede ser muy útil. Busca sus recomendaciones y pregúntales las preguntas correctas. Con su conocimiento puedes optimizar al máximo tu estudio y evitar errores comunes. 

Entrenar las pruebas físicas de bombero

Más allá del estudio teórico del temario, los requisitos para ser bombero en España no se reducen al marco teórico de tu futuro trabajo, sino también al práctico.

Las pruebas físicas para las oposiciones de bombero existen para que demuestres que tu forma física es la adecuada para hacer las tareas requeridas en tu trabajo. 

No se tratan de pruebas de excesiva exigencia, pero, no te vamos a engañar, las pruebas son muy duras sin una preparación adecuada. Si bien debes estudiar adecuadamente para superar las pruebas teóricas, en las pruebas físicas el reto es muy similar. No habrá victoria sin esfuerzo ni derrota sin aprendizaje.

Ya sea si consigues una plaza de bombero como si no la consigues, haberte entrenado y preparado para estas pruebas habrá mejorado tu forma física, lo cual te acerca más al éxito en la próxima ocasión. 

Al igual que la prueba teórica, todo el trabajo realizado anteriormente, aunque no consigamos la plaza nos sirve de base para la siguiente oposición. En este campo, no hay trabajo en vano. Planteárselo así es una victoria desde el minuto cero.

Para entrenar adecuadamente no hay más clave que entrenar con cabeza. No debes dejarlo todo en cada entrenamiento, sino gestionar cada uno y aprender a combinar tus actividades físicas con tus otras rutinas del día.

El estímulo correcto no es el más duro. El estímulo correcto es aquel que no pide un excesivo sobreesfuerzo a tu cuerpo ni lo deja relajarse. En el equilibrio entre ambos elementos reside la receta del éxito.

Como verás a continuación, las pruebas físicas no son un simple trámite y requerirán de tu entrenamiento previo y constante. Sin embargo, con la preparación adecuada cualquiera puede conseguirlo.

¿Cómo son las pruebas físicas para bombero?

Las pruebas físicas se rigen por cada convocatoria de oposiciones. Esto quiere decir que no hay ninguna plantilla a seguir en todas las comunidades autónomas y tipologías de oposición, sino que deberás buscar sus especificaciones en el boletín oficial de la convocatoria.

A modo de ejemplo, te explicaremos cómo funcionan las pruebas físicas en la Comunidad de Madrid. En las oposiciones más recientes de la comunidad, los aspirantes a bombero debieron realizar los siguientes ejercicios:

  1. Natación sobre 50 metros.
  2. Subir a brazo una cuerda lisa de 6 metros de altura.
  3. Levantamiento de un peso de 40 kilogramos.
  4. Carrera sobre 60 metros.
  5. Carrera sobre 300 metros.
  6. Carrera sobre 2000 metros.

Además, en el mismo momento en el que los aspirantes se personaron para la realización de las pruebas, debieron presentar un certificado médico extendido en impreso oficial que asegurará la adecuada condición física del aspirante. Este documento debió estar firmado por un médico colegiado en ejercicio.

Si esto fuera poco, el examen también requería de un control de dopaje a todos los aspirantes una vez superadas las pruebas. Para ello, los opositores debían recoger una muestra de orina no inferior a 100 mililitros en una prueba presencial ante la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte.

En este complejo proceso, la única excepción se realiza en aquellas personas que reciban tratamiento habitual con alguna medicación que pueda interferir en la prueba (como por ejemplo asmáticos y demás enfermedades que requieran tratamiento). 

En estos casos, el aspirante debe exponer la situación al Tribunal Calificador con antelación mínima de 14 días antes de las pruebas físicas. 

Pruebas de tolerancia 

Tras superar las pruebas teóricas, físicas y de conducción, los aspirantes debieron superar unas pruebas para acreditar la tolerancia al trabajo en situaciones de alta complejidad, especialmente en espacios confinados y en altura.

Por un lado, la prueba en espacios confinados tuvo una duración de entre 5 y 10 minutos y consistió en realizar un circuito de obstáculos totalmente a oscuras. Se trata de un laberinto de jaulas metálicas con diferentes niveles y pasos estrechos con al que el opositor debió encontrar la salida en un máximo de 10 minutos. Para cumplir con el tiempo mínimo de permanencia en el espacio, se podía exigir que el aspirante se quedará inmóvil en algún momento de la prueba.

Por otro lado, la prueba de tolerancia al trabajo en altura se realizó en una superficie plana a 20 metros sobre el nivel del suelo. El reto del aspirante no era tan solo cruzar sin barandilla por la superficie, sino leer un conjunto de caracteres numéricos en un punto inferior a la plataforma.

Al igual que la prueba de antidoping, esta prueba se hace con bastante tranquilidad. a excepción de los nervios que aparecen por el simple hecho de ser evaluados. 

Tras haber pasado la prueba teórica, físicas y de conducción, las plazas normalmente ya están asignadas, por lo que ésta suele ser una prueba de apto/no apto que todas las personas pasan con facilidad. 

La constancia en tu preparación

Como has visto, superar las oposiciones no es un reto fácil, pero si hay algo que lo hace posible es la constancia. Para estar preparado y lograr resultados exitosos, no solo debes estar capacitado para afrontar los ejercicios sino conocerlos de antemano.

Nuestra recomendación es que leas bien la convocatoria. Estudia todas tus opciones y analiza detalladamente qué posibilidades tienes de salir victorioso del reto. No debes pensar que es imposible, pero para nada debes contemplarlo como un trámite fácil.

En este proceso la constancia será tu mejor amiga. Una oposición es una maratón, no un sprint. No sirve de nada que una semana te dediques día y noche a prepararte físicamente y la otra te olvides completamente de tu progreso. 

Tanto el entreno físico como el mental requieren de reiterar actos una y otra vez, hasta que tu mente o cuerpo los asimilen como propios. Si no generas rutinas y te preparas para asumir nuevos conocimientos y nuevas condiciones físicas, la derrota puede ser tu destino.

Sin embargo, no te queremos desanimar. Focalizándote en tus posibilidades y temiendo los riesgos, puedes abrazar una cultura del esfuerzo que te servirá no solo para superar las oposiciones, sino para toda la vida. Salir airoso de este reto es totalmente posible.

Para ser constante, te recomendamos que empieces tomando consciencia de tu realidad. Además de ser opositor a bombero, quizá también trabajas, eres padre, madre, o tienes ciertas responsabilidades que no puedes dejar de lado durante las oposiciones. 

El tiempo es limitado y debemos aceptar cuales son nuestros recursos para afrontar la oposición con garantía. Esta aceptación nos va a llevar a tener una mente más despejada y focalizada en todo lo que sí podemos controlar. Y eso lo realmente importante, aceptar la situación personal y poner el foco en lo que sí está bajo tu control. 

Por ello, sé consciente de tu realidad, prioriza tus puntos débiles y optimiza tus valores seguros. Organiza tu agenda y aprende a decir que no a aquello que te saque tiempo. 

Bombero durante una maniobra.

Estar preparado mentalmente

Conseguir una plaza de bombero requiere que estés mentalizado para todo. En tu día a día tendrás que luchar contra los riesgos para proteger a los demás. Esto es lo que debes demostrar en las pruebas, que estás preparado para ello.

Y todo empieza en ti mismo. Estar preparado mentalmente solo depende de ti. No es un reto memorístico ni físico, es un reto de voluntad. Deberás cuidar tu cabeza y estar preparado para todo, incluso para salir derrotado y no superar alguna de las pruebas.

Cuando obtengas la plaza de bombero te acordarás de estas palabras. No hay derrota sin victoria, ni victoria sin derrota. Cada victoria, luchando contra el fuego o superando unas oposiciones, implica poder haberlo hecho mejor. 

Si realmente cumples todos los requisitos para ser bombero -y no solo hablamos de los de la convocatoria-, querrás hacer mejor tu trabajo cada día y esto solo es posible con el afán de mejorar cada día y aprendiendo de los errores.

Para conseguir algún día el casco, prepárate mentalmente para ello. Cuida de la cabeza para no caer después de una oposición fallida. Aprende a aprender de los errores y no caigas en la complacencia. Recuerda, cada oposición fallida te permite llevar recorrida cierta distancia hasta la meta. 

Requisitos para ser bombero en 2021

Para entrar a las pruebas de selección de bomberos deberás cumplir los siguientes requisitos:

  1. Tener cumplidos los dieciséis años de edad y ser menor a la edad máxima de jubilación forzosa (generalmente 65 años de edad).
  2. Ser de nacionalidad española.
  3. Haber obtenido los títulos de Bachiller o Técnico, o bien cualquier otra titulación equivalente a alguna de las anteriores. Si has obtenido una titulación en el extranjero deberás tener una credencial de homologación.
  4. Tener la capacidad funcional que permita realizar las tareas requeridas del Cuerpo de bomberos al que se pretende acceder. En este sentido, no se permitirá que el aspirante esté afectado por algunas patologías concretas, tales como enfermedades mentales. En este caso se recomienda que se estudie el caso determinado. No obstante lo anterior, serán admitidos a estas pruebas selectivas aquellos aspirantes, sí que serán admitidos personas con discapacidad que no perjudique a la capacidad funcional requerida para el puesto solicitado.
  5. No haber sido sujeto de un expediente disciplinario de cualquiera de las Administraciones Públicas o de los órganos constitucionales o estatutarios de las comunidades autónomas. Tampoco puedes estar en inhabilitación absoluta o especial para empleos o cargos públicos debido a una resolución judicial.
  6. En algunas oposiciones, tener en posesión el permiso de conducir de clase C, con el E asociado, o un equivalente. 

¿Cómo ser bombero? Cada prueba que deberás superar

Existen cinco pruebas eliminatorias que serán de obligada superación. De modo que, si no superas una de ellas, quedarás totalmente excluido del proceso selectivo.

Como siempre, cada convocatoria puede diferenciarse ligeramente según su territorio y algunas especificidades del puesto. Sin embargo, vamos a ver un ejemplo general de cómo funcionan en la Comunidad de Madrid:

1. Prueba escrita.

Una de las pruebas más importantes, ya que si no pasas el corte de temario no vas a poder demostrar lo que has trabajado en la pista. 

Además, hay que tener en cuenta que la mayoría de las veces, el que pasa el corte en última posición no consigue plaza. Por lo que hay que trabajar para ser de los mejores entre los mejores

Respecto a las características más técnicas: 

Se trata de contestar unas 133 preguntas que se distribuyen en dos cuestionarios tipo test

Primeramente, 33 preguntas psicotécnicas cuya función es analizar el razonamiento (ya sea abstracto como concreto) del aspirante, la comprensión espacial y la capacidad de atención. Se deberá contestar la totalidad del cuestionario en un máximo de 33 minutos. 

En segunda instancia, otro examen tipo test de 100 preguntas sobre el temario estudiado. El temario es extenso y abasta desde cuestiones de legislación y regulación, como temas científicos o de conocimiento del territorio.

2. Pruebas físicas

Se tratan de 6 pruebas distintas cuya superación individual es obligatoria.

  • Natación sobre 50 metros.
  • Subir a brazo una cuerda lisa de 6 metros de altura.
  • Levantamiento de un peso de 40 kilogramos.
  • Carrera sobre 60 metros.
  • Carrera sobre 300 metros.
  • Carrera sobre 2000 metros.

3. Examen práctico de conducción

El aspirante deberá conducir en un circuito cerrado, realizar múltiples maniobras. En otras Administraciones Públicas puedes encontrar pruebas cronometradas de obstáculos.

Además, en la Comunidad de Madrid se incluye otra prueba que se realiza en circuito abierto, una prueba de circulación, más complicada para el opositor ya que depende de factores externos. 

Para acceder al examen se deberá llevar el permiso de conducción, el cual es un requisito propio de la convocatoria en su fase de admisión. 

4. Pruebas de tolerancia

Como hemos visto anteriormente, existen dos ejercicios distintos para probar si el aspirante está capacitado para obtener la plaza. Estas pruebas analizan la capacidad de trabajo en situaciones de riesgo, tales como la oscuridad total, espacios de altura y el confinamiento en un lugar cerrado.

5. Reconocimiento médico en presencia del Tribunal

Para todos aquellos opositores que hayan superado todas las pruebas anteriores, el Tribunal deberá asegurarse de su condición física presenciando un examen médico propio al que el aspirante será citado. 

Generalmente, sólo acceden a esta prueba los candidatos con mejor puntuación en los ejercicios anteriores. Se trata de una comprobación de que todo lo examinado anteriormente se asimila a la situación física del opositor.

Para estar lo más preparado posible y conocer en detalle las interioridades de la evaluación de todas estas pruebas, te recomiendo que accedas a la convocatoria de tus oposiciones y analices el sistema de puntuación de cada ejercicio.

Si quieres ser bombero…

Recuerda, superar estas oposiciones y obtener una plaza de bombero no es imposible, pero requiere de tu esfuerzo y preparación constante. No solo es necesario estar entrenado y haber estudiado, sino que conocer los detalles de las pruebas forma parte de tu trabajo como opositor.

Cada prueba es distinta y no existe ninguna receta mágica que te convierta en bombero. Deberás prepararte mental y físicamente. El estudio en sí mismo solo es una pequeña parte del proceso, aunque seguramente la más importante .

Adaptarse a las circunstancias y generar confianza en cada uno de los ejercicios resultará decisivo para superar los requisitos para ser bombero y obtener un resultado exitoso.

En Bombero Ninja estamos subiendo 6 clases a la semana, para que estudies con las mejores técnicas de estudio tu oposición a bomberos. Ya sabes que el teórico es la prueba más importante de la oposición, no dejes escapar esta oportunidad de prepararla como un opositor profesional.

Esperamos que esta guía te haya sido muy útil para conseguirlo, y si tienes cualquier duda ya sabes que puedes consultarnos lo que quieras en los comentarios. También puedes descargarte nuestra guíaempieza a opositar a bombero desde ya“, donde hemos recopilado toda la información relevante que creemos que debes tener en cuenta.

¡Empieza tu camino para conseguir el casco!

Consigue nuestro ebook de regalo: Todo lo que necesitas saber para empezar a opositar a bombero.

¡¡ ÚNETE A NUESTRA ACADEMIA !!

Abrimos suscripciones para que no te quedes sin tu casco.

Entradas Recientes

¿Olvidaste tu contraseña?